No, este no es un post más sobre cómo implementar marketing de contenidos, sobre eso ya hay mucho escrito.

Lo que hoy quiero demostrarte es que para hacer storytelling no necesitas grandes agencias de publicidad lo importante es contar tu historia de manera sincera y cercana.

Pero para hacer esto debemos dejar a un lado los estudios de fotografía y lanzarnos a la calle, a la vida real.

¿Qué es lo que más aman tus consumidores? Ellos no quieren seguir al departamento de comunicación de una empresa, lo que quieren es conectar con marcas que muestren su lado humano.

A continuación comparto algunas marcas que lo están haciendo genial:

@lush

lush.JPG

En Lush cuentan la historia de la marca y sus valores en cada empaque, tienda y evento. En definitiva, utilizan todas las plataformas donde tienen contacto con el usuario, no para contar qué hacen, sino por qué lo hacen.

@ben&jerry

benjerry

No solo son una de las pocas marcas de helados que se preocupan por su comunidad: Pagan el precio justo a los fabricantes de leche y ayudan a comunidades de escasos recursos comprándoles la materia prima principal (por ejemplo el brownie).

También se involucran en todo lo que afecte a la sociedad y que vaya en sintonía con sus valores, creando así un vínculo entre sus compradores y Ben & Jerry’s.

@airbnb

airbnb

Airbnb te hace vivir la experiencia más allá de la foto, sabemos que es una plataforma de alojamientos, pero tus viajes con ellos no serán los mismos que si viajas a un hotel, gracias al valor añadido de los anfitriones.

@burtsbeesus

burstbees

Burt’s Bees cuenta su historia de marca mostrando al usuario los lugares dónde se producen sus productos, volviendo transparente su proceso de producción e invitando al usuario a ser parte de él.

La próxima vez que vayas a diseñar una campaña de marketing cuenta una historia más grande, dales un motivo para que se sientan conectados con tu marca y no permitas que los objetivos comerciales guíen lo que compartes.

Resumiendo, antes hacer clic sobre el botón de compartir, recuerda esto:

Si es aburrido para ti, lo será para todos: Cuando eres Community Manager, no solo te dedicas a las redes, tienes miles de tareas adicionales, la falta de tiempo hace que a veces nos pongamos en modo automático y compartamos posts que no contienen ningún toque divertido, social o atractivo.  

Dí algo original (y si copias, haz que sea mejor): No crees el mismo contenido que ya está rulando por las redes, pregúntate a ti mismo ¿Si viese este contenido en mi línea de tiempo personal llamaría mi atención? Si la respuesta es sí, compártelo.  

Es preferible no compartir nada, a compartir algo que no tenga valor: Lo que importa es la calidad, no la cantidad. Pero recuerda ser constante es clave, por ello no acostumbres a tus seguidores a recibir contenido a un ritmo que no puedes seguir.

Y esto ha sido todo por hoy, espero que la próxima vez que estés conceptualizando una idea tengas presente estos sencillos trucos de content marketing.

Si este post ha logrado inspirarte, no olvides compartirlo 👇.